Fueron necesarios cuatro meses de trabajos con un coste de 200.000 euros.

Se han dado por concluidas las obras de emergencia de Santomé, en el acceso al núcleo homónimo de este municipio, ya próximo al de Pereiro de Aguiar, que las lluvias habían derribado hace unos meses. Según informa el Concello de Ourense, reponer el talud que se había desprendido ha supuesto una obra de casi 200.000 euros, 199.605, y los trabajos se han prolongado cuatro meses, como en un principio se había previsto.

El derribo se produjo a mediados del pasado mes de diciembre, cuando las lluvias propiciaron que se desprendiera parte del muro de contención del vial y unos 50 metros del talud que sostenían el vial se fueran abajo. La obra precisa para reponerlo fue considerable, porque la altura de dicho talud llega en su parte más alta a los 11 metros, según afirma el Concello. Completadas las obras, queda expedito el tránsito por este vial por el que se accede por Santomé a Canibelos y otras localidades del municipio limítrofe de Pereiro de Aguiar.

Categorías: Noticias