Dicen que los especialista "tienen que vivir prácticamente en el hospital"

La Comisión Delegada que representa a los trabajadores del Hospital de Verín, ha pedido a las autoridades sanitarias la reposición inmediata de los facultativos eliminados en varios servicios, y «que se deje de desmantelar el hospital». «Si no son capaces de gestionar como se debe, provocando con sus recortes una mala calidad asistencial, solicitamos sus dimisiones o ceses de forma inmediata», señala dicha Comisión.

«Hay caos» en el Servicio de Medicina Interna, «provocado por la falta de gestión en la cobertura de los facultativos», lo que produce una «situación de total deterioro de la calidad asistencial del servicio». Ocurre porque desde 2015 el servicio se ha venido desmantelando, asegura la Comisión Delegada después de que fuera valorado como «un servicio reconocido» cuando contaba con 8 facultativos. Progresivamente, aumentó la población y disminuyeron los internistas: 4 facultativos actualmente y un hematólogo.

La Comisión Delegada insiste en que el desmantelamiento del Hospital de Verín prosigue, mientras los internistas «tienen que vivir prácticamente en el Hospital para dar cobertura a las guardias de 24 horas», asegura. Y en medio de una «situación de extremo caos», tras las guardias los internistas no libran, siguen trabajando hasta completar jornadas de trabajo de 24 horas. Y recuerda la Comisión, que tras años dándole vueltas el Sergas al asunto, el servicio de Hospitalización a Domicilio, HADO, sigue sin entrar en funcionamiento, fue desmantelada la unidad de cuidados paliativos  y está en fase de otro tanto el Servizo de Medicina Interna, recalca dicha Comisión Delegada de los trabajadores del Hospital de Verín.

Categorías: Noticias