El desabastecimiento ya se empieza a notar en varios productos, sobre todo en los frescos.

La Unión de Consumidores de Galicia, UCGAL, ha hecho un llamamiento «a la tranquilidad y la responsabilidad de los consumidores gallegos a la hora de acudir a los establecimientos comerciales, en especial a los de alimentación, para evitar que comportamientos poco responsables agraven las situación de falta de abastecimiento». Las que, según la UCGAL, «ya se están produciendo en distintos establecimientos».

La Unión de Consumidores de Galicia pide a las administraciones competentes que adopten medidas, y que lo hagan de forma decidida para garantizar los derechos de las personas consumidoras. «A fin de cuentas, la ciudadanía no puede estar soportando las consecuencias de una escalada de los precios de la energía y del conjunto de los servicios y productos que conforman la cesta de la compra», señala la UCGAL. Y se centra, fundamentalmente, en pedir una solución «inmediata y valiente» al avance de los costes de la energía que pesan sobre las economías domésticas, sobre todo las ya más lastradas. Lamenta que, una vez más, sean estas personas las que más tengan que padecer las consecuencias de la incapacidad de introducir cambios normativos que, por otra parte, llevan tiempo siendo demandados.

Categorías: Noticias