la Sala no considera suficientemente acreditado que los acusados hicieran uso de sus cargos ni que lo hicieran para enriquecerse en el asunto de los aprovechamientos urbanísticos.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ourense absolvió al exalcalde de Ourense y al concelleiro de Urbanismo en la etapa de 1999 a 2003, Manuel Cabezas y Ricardo Campo Labrador, respectivamente, de los delitos de prevaricación y malversación de los que se les acusaba por no exigir en su momento a los promotores el 10% de los aprovechamientos urbanísticos. Lo que el tribunal considera probado que sucedió entre los años 1997 y 2003, cuando el Pleno del Concello de Ourense y la Xunta de Goberno Local aprobaron 15 proyectos de compensación en los que, pese a lo que establece la Lei do Solo de Galicia y la Ley estatal del año 1998, no se exigió a los propietarios de los terrenos de suelo urbano no consolidado, la cesión al Concello de los correspondientes porcentajes urbanísticos.

Aunque tales hechos se dan como probados, los magistrados aseguran que, sin embargo, no se ha acreditado suficientemente que los mencionados hicieran uso de los cargos públicos que detentaban, ni que se guiarán «por un ánimo de enriquecimiento injusto». También entienden los magistrados que el contenido de los informes que emitieron los técnicos municipales, no acredita que los acusados votaran la aprobación de los proyectos de la junta de compensación sabiendo que infringían las leyes del suelo. Ni tenían por qué ser conscientes del carácter «arbitrario e ilegal» de dicha aprobación, ni se les podía exigir «la interpretación de una compleja y novedosa normativa en sentido contrario al criterio reiteradamente expresado por el secretario del ayuntamiento», señala la Audiencia de Ourense.

La sentencia no es firme, cabiendo contra ella recurso de casación que habrá de interponerse en los cinco siguientes días al de su notificación.

Categorías: Noticias