Así lo contemplan Medio Ambiente del Concello y Ecourense.

La Concellería de Medio Ambiente del Concello de Ourense inició esta mañana, en colaboración con la empresa concesionaria de la limpieza, Ecourense, la instalación de 12 nuevos puntos de recogida de pilas. Estarán emplazadas en las principales calles de la ciudad, donde la densidad de paso peatonal es más alta, y sustituirán los puntos de recogida de los mupis retirados por el Concello.
Jorge Pumar, concelleiro de Medio Ambiente, destaca que “con esta actuación se atiende la demanda de los vecinos y se refuerza la red de más de 70 puntos de recogida pública de pilas usadas con la que cuenta la ciudad”. Además, recuerda que su Concellería tiene al servicio de todos los vecinos los puntos limpios fijos de Eiroás y de Santa Mariña, así como el punto limpio móvil, “el primero de Galicia puesto en servicio”, y que oferta el servicio de recogida de pilas, entre otros residuos, en todos los barrios de la ciudad.
Los nuevos contenedores, modelo Toxy, tienen una capacidad de recogida de 30 litros. Dichos contenedores están fabricado en polietileno de alta densidad, un material que ofrece una gran resistencia a los golpes, a las posibles roturas y a las agresiones atmosféricas. El modelo se instala sobre poste o báculo, con dos aberturas: una para pilas convencionales y otra para pilas tipo botón.
Los emplazamientos de estas nuevas instalaciones para la recogida de pilas son: Rúa Doctor Fléming, Rúa Ervedelo, Rúa Francisco de Moure (Praza do Couto), Rúa Coruña con Avenida de Zamora, Estrada da Granxa 74, Rúa Concordia con calle del Paseo, Rúa Parque de San Lázaro, Avenida de Buenos Aires (Plaza de las Mercedes) Rúa Cardenal Quevedo con Avenida de la Habana Rúa As Lagoas 7, Rúa Vicente Risco 6 y Avenida de Santiago con Río Arnoia.
Estos puntos de recogida selectiva se suman a la oferta ya establecida en la ciudad, tanto en centros físicos -edificios oficiales municipales, colegios…- o puntos limpios de la ciudad, además del servicio de recogida de pilas que oferta el punto limpio móvil.
Jorge Pumar recuerda que “una pila usada que acabe en nuestros ríos o en nuestros montes pueden tardar en degradarse más de 100 años, provocando fuertes episodios de contaminación”. Es por eso que nos invita “a reciclar pensando en nuestro bienestar y en el de nuestros hijos”.

Categorías: Noticias