Y aún más, podría sancionar a los fumadores.

En una reunión de la Xunta de área de Seguridade del Concello de Ourense celebrada este miércoles, el concelleiro Telmo Ucha informó de la compra de nuevo material para el Servizo de Emerxencias, de un acuerdo con el Sergas para la vigilancia del entorno del CHUO así como de la reordenación del tráfico en la Avenida de Marín y Marcelo Macías.

En el primero de los casos, Ucha informó de la próxima incorporación de un vehículo furgón de salvamentos varios y el Puesto de Mando Avanzado para el Parque de Bomberos de la ciudad; así como de la instalación de un nuevo repetidor que ha de mejorar las comunicaciones de Policía Local, Bomberos y Protección Civil. Sin descartar la creación de un centro de control de emergencias municipal. Se pondrá en marcha el PEMU, el Plan de Emerxencias Municipal, el Reglamento interno de la PL y una mesa de compras para la adquisición de nuevo material para este cuerpo.

Telmo Ucha dio cuenta del inicio de las campañas informativas y de vigilancia de la Policía Local de esta ciudad, así como de otras iniciativas como las turbo-rotondas, vigilancia en ellas así como en las aceras, la ocupación de las paradas de autobús, pasos de cebra y otras. Se avanzó que el Concello está a la espera de poner fecha para una reunión con profesionales de la educación y padres de alumnos para solucionar el problema que supone las idas y venidas en coche al cole. Y dio cuenta también el concelleiro del proceso para llegar a un acuerdo con el Sergas para que la Policía Local pueda actuar en el recinto del Complexo Hospitalario «ante el aumento de vehículos mal estacionados». Incluso también para que la PL pueda denunciar a aquellas personas que, «en una zona tan sensible, obvian la prohibición de fumar».

Mucho menor espacio, en cambio, ocupan las «quejas y demandas ciudadanas» relativas al tráfico en la Avenida de Marín y en Marcelo Macías. Aquí el concelleiro Telmo Ucha señaló únicamente que «ya están en trámite las reordenaciones».

Categorías: Noticias