Con esto, ya no habrá que desplazarse hasta Piñor, como hasta ahora.

Nuevos accesos AG-53

 

La Xunta de Galicia dio inicio este lunes a las obras de ejecución del acceso a la autovía autonómica AG-53 en sentido Ourense desde Dozón, obras que tiene un presupuesto de más de 1 millón de euros y un plazo de ejecución de 6 meses, por lo que tendrán que estar terminadas a finales del mes de marzo de 2022. La intervención consiste en la construcción de un ramal de conexión entre la mencionada autovía y la N-525 en Dozón, que permitirá la incorporación de los vehículos en sentido a Ourense. Los trabajos se centrarán en el enlace que comienza en el punto kilométrico 275 de la N-525, donde se prevé ampliar el carril de vehículos lentos que existe actualmente, y cruzar la AG-53 a través de un paso inferior para incorporarse a ella en sentido a Ourense después de unos 400 metros de aproximación e incorporación.

La nueva vía entre la N-525 y la AG-53 será de doble sentido de circulación entre la carretera nacional y el camino de servicio que discurre paralelamente a la autovía por su margen derecha. Las obras incluirán, además, una intersección para que los vehículos puedan transitar entre el nuevo vial y el camino de servicio manteniéndose el acceso directo y apto para vehículos pesados.

Señala la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade que dirige Ethel Vázquez, que el nuevo enlace evitará que los vehículos de Dozón y su entorno tengan que desplazarse hasta Piñor para acceder a la autovía en sentido a Ourense, como ocurre hasta ahora.

Categorías: Noticias