Santa Comba fue declarada monumento nacional el 11 de agosto de 1921

El delegado territorial de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén, y la Directora Xeral de Patrimonio Cultural, María del Carmen Martínez, representaron esta mañana a la Xunta de Galicia en la celebración del centenario de la declaración de Santa Comba de Bande como Monumento Nacional; un 11 de agosto del año 1921.
Se trata de un Bien de Interés Cultural ( BICs) en el que la Xunta está invirtiendo permanentemente en su conservación y en la divulgación de su legado único. Prueba ello fue la reciente visita el 17 de abril del Vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, y el conselleiro de Cultura, Educación e Universidade, Román Rodríguez, donde hicieron el anuncio de la rehabilitación integral de la rectoral que supondrá una inversión de 424.000 euros por parte del Gobierno gallego.
En el acto también estuvo presente en presidente de la diputación de Ourense quien dijo que “a igrexa de Santa Comba de Bande é a fotografía perfecta da noso pasado, pero tamén do brillante futuro que nos agarda», subrayando así la importancia histórica de un templo que defendió como el más antiguo de la península y del amplio abanico de posibilidades que ofrece en la dinamización turística del concello y de la provincia. Este acto, dijo Baltar, “es un trocito en la historia de una edificación con catorce siglos, que ya en el año 600 convirtió a este lugar en la verdadera ciudad de la cultura de Galicia”, comparando la iglesia con otras construcciones civiles y religiosas posteriores en el tiempo, como la catedral de Santiago de Compostela o el canal de Isabel II en Madrid, para destacar la importancia de la que definió como “la auténtica joya del patrimonio mundial”.
El presidente provincial recogió en su intervención la propuesta que con anterioridad lanzó en su concello natal el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Santalices, que le pidió liderar la coordinación de las administraciones local, provincial, autonómica y estatal para “entrar en profundidad en el significado de la declaración de monumento nacional y aprovechar las ventajas que todo esto implica.
En la misma línea, Baltar comprometió la continuidad de la colaboración con este espacio, “dando respuesta a todo lo que se nos formule, como hicimos con la mejora de los accesos y de los aparcamientos, porque esta es una apuesta segura, no solo para Ourense y Galicia, sino también para Portugal, país vecino al que nos unen emociones, cultura, lengua y hasta la economía a través de los 219 kilómetros de la frontera más extensa de España”.
El acto incluyó la inauguración de una exposición en la que el visitante puede hacer un recorrido por la historia del templo y las intervenciones realizadas en estos cien años, así como también una visita teatralizada a la iglesia y la interpretación de varias piezas musicales a cargo del grupo Ghaveta.

Categorías: Noticias