Feijóo instó al gobierno central a completar las obras de la llegada del AVE a Galicia, mientras que el alcalde criticó que la ciudad lleva décadas esperando esta infraestructura

El responsable del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó hoy la aportación de la Xunta a la intermodal de Ourense e instó al Gobierno central a acometer la reforma de la estación de tren para completar la que será puerta de entrada del AVE a Galicia. Con una inversión de la Xunta de nueve millones de euros, Feijóo subrayó que la Administración autonómica pone fin a la primera fase de la intermodal de Ourense, compuesta por la terminal de autobuses -financiada con fondos Feder 2014-2020-, la plaza y el aparcamiento con 300 plazas. “Estamos hablando de una gran estación de autobuses, céntrica, accesible y moderna; con más de 7.300 metros cuadrados y con la previsión de albergar casi 70.000 expediciones y a 265.000 viajeros”, añadió, refiriéndose también a la humanización del entorno, a la ordenación del tráfico y al refuerzo de la independencia del centro de salud contiguo. Sobre este punto recordó que el aparcamiento, ejecutado por Adif pero financiado mayoritariamente por la Xunta, fue dimensionado para servir a la estación y atender el déficit de plazas de estacionamiento del barrio de A Ponte.
El titular de la Administración autonómica aprovechó el acto para demandar nuevamente al Ejecutivo central el impulso de la nueva estación del AVE de la ciudad y, desde Ourense, seguir avanzando en la modernización ferroviaria hacia Lugo, hacia Vigo y llegar hasta Ferrol. 
El presidente del Gobierno gallego concluyó garantizando que la Administración autonómica seguirá trabajando en la ciudad: en la mejora de la seguridad vial y en la humanización de las calles, como está haciendo en Marcelo Macías, en Seixalbo o en el entorno del Puente Viejo; en la mejora de los servicios sociales, impulsando la construcción de la nueva residencia de la tercera edad, aprovechando la parcela de la vieja estación de autobuses, ya completamente demolida; y en la mejora de la sanidad pública, con una renovación, ampliación y refuerzo de las infraestructuras del Complejo hospitalario de Ourense, a lo que se destinarán 120 millones de euros.
El alcalde de Ourense aseguró que esta obra «no puede colmarnos ni matar nuestra ambición. Seguimos siendo la Cenicienta de Galicia»
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, visitó este mediodía, acompañado del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de la conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, y de diferentes representantes institucionales de la ciudad y provincia, el final de las obras de la Estación Intermodal y de su entorno, una inversión de 9 millones de euros financiados por la Xunta -y por el ADIF, que cofinanció el aparcamiento subterráneo-. Durante la visita pudieron comprobar las nuevas dotaciones al servicio de los viajeros -zona de espera, taquillas, consignas, aparcamiento subterráneo, zona de dársenas-, así como el proyecto de humanización -con frases de Vicente Risco esparcidas a lo largo de la terminal- y la fuente termal.
El alcalde destacó, en su intervención, que es una infraestructura que la ciudad de Ourense lleva décadas esperando, especialmente en el barrio de A Ponte. Sin embargo, “estas infraestructuras no pueden colmarnos, ni matar nuestra ambición, ni perder la perspectiva”, dijo. “De momento, Ourense es la Cenicienta de Galicia, y recibimos menos que otras ciudades con una población proporcional”, dijo, “esperamos que esto pueda cambiar en el futuro”.
El presidente de la Xunta, por su parte, destacó ante el alcalde ourensano el compromiso de la Xunta de Galicia con Ourense, cumpliendo todos los acuerdos. En este sentido, echó en falta el mismo compromiso por parte del gobierno central con el final de la estación de tren.
Categorías: Noticias