El presidente de la diputación de Ourense presentó un nuevo informe del Observatorio Económico Ourensán"

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, presentó hoy, junto al profesor Andrés Mazaira, los resultados de un nuevo informe del Observatorio Económico Ourensano ( OEOu), específicamente basado en la “economía verde”, que registra más de 8.000 empleos en la provincia, “lo que pone de manifiesto el nuevo modelo de competitividad que significa el “empleo verde”, destacó Baltar, a la vez que hizo hincapié en la importancia de “reagrarizar” la provincia de Ourense “teniendo en cuenta la importancia de la agraoalimentación y de la innovación”.
“Se trata de miles de empleos vinculados a este sector, la economía verde, un área de gran relevancia y con un tremendo potencial”, expresó el presidente, quien destacó los datos de la EPA del último trimestre, con una ocupación de 113.900 ourensanos, que es la cifra más alta desde el primer trimestre del año 2013, que fue cuando empezamos con la gestión del Observatorio en la Diputación de Ourense, planificada desde febrero de 2012. Tenemos un 1,7% más de ocupación que en el 1º trimestre del año 2020, cuando Galicia descendió un 2,1% Ourense subió, confirmando así el mayor crecimiento de todas las provincias gallegas”.
Hasta el momento, el Observatorio Económico Ourensano presentó 13 estudios, informes en los que se habla de esta nueva realidad, de los cambios tecnológicos masivos y de los cambios en los modelos de producción. “Se está construyendo un nuevo modelo de crecimiento económico, en consonancia con los objetivos de la Unión Europea, que abarca el sector agroalimentario, la economía verde e innovación, que encajan dentro de los fondos europeos. Eso significa que Ourense está en condiciones de responder en estos nuevos tiempos a esos objetivos”, afirma Baltar, quien expresa la importancia “de reagrarizar la provincia, sin desatender la industrialización, porque estamos hablando de un Ourense que es despensa orgánica de productos naturales, pues somos la provincia gallega con mayor porcentaje de superficie agraria ecológica. Y esa posición de ventaja nos tiene que impulsar para seguir siendo proactivos día a día y la colaboración con todos los sectores público-privados, con la universidad, con los profesionales liberales, con la cultura, o el turismo”.
Baltar remarca que las conclusiones del Observatorio sobre el empleo verde en Ourense están vinculadas al optimismo, el futuro y a un horizonte muy prometedor, “contando con una administración provincial que ha mostrado durante este tiempo: gestión económica rigurosa, con deuda cero, liderazgo en transparencia, planificación estratégica con planes de mandato, o aprobar los presupuestos antes que ninguna otra administración pública en España”.
“Todo ello confluye y hace que este proyecto que es Ourense sea cada vez más inclusivo y enriquecedor, y buena muestra de eso es que desde 2013 tenemos los mejores datos de empleo, aunque tenemos que tener en cuenta a las personas que se encuentran en ERTEs y en otras dramáticas situaciones provocadas por la crisis económica de la pandemia; pero la Diputación de Ourense estuvo ahí, apoyando con ayudas directas a los autónomos de la provincia, y también tenemos un plan de emprendimiento para fijar población en el medio rural y estamos con proyectos europeos que también serán clave, como el de digitalización turística”, explicó Manuel Baltar.
Estudio del Observatorio
Desde el punto de vista metodológico, este estudio del Observatorio sobre economía verde engloba diferentes áreas económicas: las dedicadas a corregir, minimizar y regenerar los efectos adversos de la actividad humana en el medio ambiente, las que producen bienes o servicios de forma respetuosa con el medio ambiente, los servicios de control preventivo, las empresas de investigación para lograr eco-eficiencia, y las actividades vinculadas a la llamada economía circular.
Las casi 300 empresas ourensanas englobadas en los apartados enumerados suponen casi el 15% de las totales en esa categoría en el conjunto de Galicia (más de cuatro puntos superior a lo que le correspondería por número de empresas, ya que las ourensanas representan el 10,8% de las mercantiles gallegas) y se coloca por encima de A Coruña y Pontevedra, pero por debajo de Lugo, dado el peso específico del sector primario en esta provincia. Su importancia laboral queda reflejada en que a 31 de diciembre de 2020, 2.169 afiliados a la Seguridad Social en la provincia estarían trabajando en actividades económicas vinculadas con el empleo verde, lo que representaría un 2,16% del total de cotizantes en la provincia, y con un crecimiento del 5,4% respecto a finales del 2019.
En el contexto gallego, Ourense y Lugo son las provincias en las que el empleo verde tiene un mayor peso relativo sobre el empleo total, con un 2,16% ambas, medio punto más que el porcentaje que representa el empleo verde en el conjunto de Galicia, lo que supone cerca de un 20 % más en términos relativos. En A Coruña se alcanza el 1,81% de afiliación y en Pontevedra, el 1,40%. La media gallega es del 1,75%.
El informe del OEOu se detiene también en la influencia de las actividades económicas del empleo verde y economía circular a nivel comarcal, y concluye que el porcentaje de afiliados se mueve entre el 8 % de la comarca de Terras de Caldelas y el 1,5% de la comarca de Verín. La comarca de Terra de Caldelas lidera también la clasificación comarcal a nivel gallego, situándose 7 de las 12 comarcas ourensanas por encima de la media gallega y seis de ellas (Terras de Caldelas, Baixa Limia, Valdeorras, Viana, A Limia y Allariz-Maceda) dentro del primer cuartil. Además 5 de las 6 comarcas citadas, a excepción de A Limia, están en el primer cuartil del núcleo central de empleo verde a nivel gallego.
Sector estratégico
La importancia de estas actividades y su repercusión en el contexto económico provincial vienen dadas por su propio peso específico, pero también franquea posibilidades reales de progreso a futuro por su carácter estratégico. Como destaca el estudio, la revolución sostenible “está provocando el crecimiento significativo de las ocupaciones vinculadas a la protección y la gestión medioambiental como las energías renovables, la eficiencia energética, la gestión de los residuos y el agua, la preservación de la biodiversidad o la producción primaria sostenible y ecológica”.
Según Eurostat, entre 2002 y 2011 el empleo del sector verde en Europa pasó de 3 a 4,2 millones de ocupados, creciendo un 20% incluso en los años de recesión. En España entre 2014 y 2019 el crecimiento fue del 18%.
El factor de oportunidad es obvio, y Ourense puede adquirir un destacado protagonismo en la economía gallega y desarrollar una estrategia acorde con la línea de trabajo de la Unión Europea, como destaca el estudio del Observatorio. Recuerda que el Plan de Recuperación de la UE “está dirigido a mitigar el cambio climático y de hecho, para beneficiarse de los recursos con que cuenta cada país a través del instrumento Next Generation IU la inversión “verde” debe suponer más del 37% del total de los planes nacionales de recuperación”.
Categorías: Noticias