El delegado de la Xunta en Ourense destacó que en la provincia se están construyendo 52 puntos de agua

El delegado territorial de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén, acompañado del alcalde de Laza, José Ramón Barreal, y el presidente de la Comunidad de Montes Veciñais en man común de Alberguería, Manuel Salgado, supervisó esta mañana la construcción del nuevo punto de agua que servirá para la carga de agua de helicópteros y motobombas, y en el que la Consellería de Medio Rural invierte más de 12.000 euros. El delegado territorial destacó que en la provincia de Ourense, se están construyendo 52 nuevos puntos de agua, que hacen un total de 222 nuevos depósitos en toda Galicia por un importe de más de 2,2 millones de euros.
Gabriel Alén señaló que la construcción de estos nuevos depósitos se enmarca en la línea de ayudas que anualmente saca la Consellería de Medio Rural para la prevención de los daños causados a los bosques por incendios, desastres naturales y catástrofes en montes vecinales en mano común y en sociedades de fomento forestal ( Sofor). Así, la orden contempla dos líneas de actuaciones, por una parte subvenciones para el control selectivo de combustible y, por otra, la construcción de puntos de agua. Entre ambos líneas suman ayudas a 63 concellos de la provincia. Además, recordó el delegado territorial, en el marco del Plan Preventivo de Galicia 2021, la Xunta está llevando a cabo el mantenimiento de los casi 4.000 puntos de agua que están repartidos estratégicamente por la geografía gallega, con el fin de estar en las mejores condiciones al inicio de la temporada de alto riesgo, que comienza el próximo 1 de julio.
Plan de pastos de Galicia
El delegado territorial de la Xunta, Gabriel Alén, también recordó que esta Comunidad de Montes Veciñais en man común de Alberguería es una de las beneficiarias de la segunda fase del Plan de pastos de Galicia, que permitirá poner en valor un total de 30 montes vecinales pertenecientes a 24 concellos gallegos. En este caso, se actuará sobre 34,06 hectáreas a las que la Consellería de Medio Rural destinará una partida de cerca de 164.000 euros. La inversión programada en Galicia se acerca a los 4 millones de euros y la superficie de la actuación rondará las 744 hectáreas, de las que casi 178 corresponden al territorio de Ourense.
En este caso, los concellos beneficiados de esta provincia son los de A Veiga, Allariz, Xunqueira de Espadañedo, Lobeira, Laza, Maceda, Vilariño de Conso y O Irixo. En este sentido, Gabriel Alén recordó que este plan busca promover un mejor aprovechamiento de los recursos naturales para trabajar en la anticipación a los incendios forestales y para garantizar la rentabilidad de las explotaciones, al facilitarles más base territorial y proporcionarles nuevas herramientas para generar oportunidades de riqueza en el rural. Además, el delegado territorial señaló que, en el marco de la nueva Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia, es preciso convertir el rural gallego en un territorio resistente a los incendios forestales mediante la instalación de actividades económicas como, en este caso, la ganadería en extensivo y otras iniciativas que permitan anticiparse a los fuegos, como pueden ser los distintos instrumentos de movilización de tierras que ofrece esta norma.
Categorías: Noticias