Con esta decisión estratégica, se espera fortalecer aún más la candidatura

La Xunta de Galicia y el Gobierno central acordaron conjuntamente el aplazamiento estratégico del último paso en la presentación de la candidatura del paisaje cultural de la Ribeira Sacra al Comité del Patrimonio Mundial. Se trata de una decisión conjunta y consensuada que permitirá fortalecer aun más la  candidatura atendiendo a las evaluaciones y los informes de Icomos, organismo asesor de la Unesco en el trámite de evaluación de las candidaturas.
Así lo anunciaron hoy el conselleiro de Cultura, Educación e Universidade, Román Rodríguez, y el embajador de España ante la Unesco, Juan Andrés Perelló, tras una reunión mantenida en París. Al final del encuentro, el responsable de Cultura de la Xunta de Galicia explicó que esta decisión “es una oportunidad para fortalecer y seguir mejorando aspectos que nos permitan acreditar con toda la fuerza los valores excepcionales de la Ribeira Sacra” para impulsar, aun con más garantías, su inclusión en la lista de Patrimonio Mundial.
“Alcanzar el máximo reconocimiento de la Unesco es -precisó- un proceso exigente, por lo que los técnicos del Ministerio y de la Consellería de Cultura continuarán trabajando conjuntamente para estar en la fase final en el plazo de tiempo más breve posible”.
“No podemos estar más orgullosos del trabajo hecho y de los grandes hitos que conseguimos en un tiempo récord”, afirmó Román Rodríguez antes de añadir que hay que tener en cuenta que el Comité de la Unesco “está endureciendo sus medidas y es cada vez más estricto y riguroso dando prioridad a los países con menos bienes declarados”. En este sentido, recordó que España es uno de los tres países con más bienes reconocidos por la Unesco, solo por detrás de Italia y China. “De los 48 bienes con los que cuenta España, 13 fueron declarados en la última década, lo que acredita la solvente trayectoria del equipo técnico que trabaja también en la candidatura de la Ribeira Sacra”, sostuvo.
Tanto el conselleiro de Cultura como el embajador de España ante la Unesco coincidieron en que Galicia “avanza en la buena dirección” y que el procedimiento de evaluación se vio afectado por la situación sanitaria al acumularse las candidaturas del año pasado después de que la Unesco no reuniera a su Comité del Patrimonio Mundial.
A este respecto, expusieron que la decisión estratégica de posponer el último paso de la candidatura es un trámite “normal y habitual en las candidaturas que compiten por ser declaradas Patrimonio de la Humanidad”. Concretamente, en los últimos años optaron por esta misma vía candidaturas españolas como el Priorat de Tarragona y la Menorca Talayótica, u otras a nivel internacional como Prosseco en Italia, que consiguió el máximo reconocimiento de la Unesco en 2019 tras aplazar un año su presentación.
 
Categorías: Noticias