En la próxima cita, el 29 de abril, se entregará un borrador de la nueva ordenanza municipal para que colectivos y partidos políticos hagan sus alegaciones.

En la reunión se informó de que habrá orden de precintado para dos locales de hostelería del Casco Vello.

La Comisión municipal de ruidos, celebrada  en la Concellería de Urbanismo presidida por la responsable del área, Sonia Ogando, avanzó en la tramitación de la nueva ordenanza sobre protección de ruidos y vibraciones en el Casco Vello.

En la reunión se dio cuenta de 13 expedientes en tramitación por caducidad de licencia: cinco de ellos siguen ejerciendo actividad, según la Policía Local; cuatro se encuentran pendientes de informe jurídico mientras que también se informó de otros tres a los servicios jurídicos. Los restantes están pendientes de inspección policial. Asimismo, se dio cuenta de que se va a proceder al precintado de dos establecimientos por incumplir la orden de suspensión de actividad dictada con anterioridad.

Así mismo, representantes de la Asociación  O Cimborrio, advirtieron de que se sienten amenazados por los propietarios de algunos locales. los representantes de dicha asociación notan según ellos la falta de cumplimiento de las licencias nocturnas y de la normativa de ruidos de algunos locales, para añadir que los pocos efectivos de la Policía Local y la ausencia de una ordenanza que prohíba el botellón provocan una «profunda sensación de indefensión» entre los vecinos; mientras que su presidente asegura que no es la primera vez que los inquilinos de la zona reciben dichas amenazas, y dice que para ellos el problema es «político». «No se trata de una lucha entre ciudadanos, ni una guerra con los dueños de lo locales, el problema es de los políticos que nunca han hecho nada al respecto»

La próxima reunión se celebrará el próximo miércoles, 29 de abril, y en ella se entregará un borrador de la nueva ordenanza para que los distintos colectivos y partidos políticos puedan hacer alegaciones.

Categorías: Noticias